Perros e hijas de perra.

Perros e hijas de perra….

De pequeño me llamaban con un nombre estúpido y sin sentido que ridiculiza al mas autentico cachorro, por muy valiente que fuere, y es que los diminutivos, como en toda la historia empequeñecen hasta el alma…. ahora la vida, después de los duros hachazos y cicatrices de guerra grabadas sobre mi piel a fuego ha decidido cambiar mi denominación de origen. Quien sabe, ya no tendré un sentimiento de compasión.

Puede ser cierto que las señales, en la piel, en el sentido y en mi corazon hagan que cambien la mentalidad de la comprensión, y que empiece a valorar en dejar a un lado las palabras honestidad, amor, principios y fidelidad para cambiarlas por un nuevo nombre determinado por las traiciones. Las rayas de las manos, tal cual como si fuere humano, las suelo leérmelas ahora mucho mas amenudo, con asiduidad para ver pasar el tiempo de mis historia a lo largo de sus cortes y pliegues… ahora medito que cuando vuelva a tener un nuevo amigo humano lo llamare «Mestizo»….. (by zurich)

Parafraseando a Arturo P.

 

No hay texto alternativo automático disponible.
Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s